longaniza vino blanco

Receta de longanizas al vino blanco

La longaniza al vino blanco es una de esas recetas fáciles y rápidas que suelen complacer a todos los comensales. La cocción en este caldo hace que la carne quede muy blandita, además de bien aromatizadas. La cebolla pochada que acompaña al plato termina de dar el toque delicioso al plato.

Para esta receta puedes utilizar tanto longanizas como las tradicionales salchichas de carne de cerdo. Para una versión ligera e igualmente sabrosa te proponemos nuestras longanizas de pollo o nuestras longanizas de pavo Aldelís, elaboradas con carne picada, especiada y embutida en tripa natural.

Para su preparación, no olvides algunos trucos como subir el fuego para que el alcohol del vino se evapore y dorar a tu gusto las longanizas antes del proceso de hervirlas.

LONGANIZAS AL VINO BLANCO

Lo que más nos gusta de este guiso es que el sabor del vino se impregna en la longaniza y que gracias a su acidez ayuda a que no se pierdan los jugos durante la cocción.

Es una receta muy aromática que lleva también caldo de pollo, en la misma proporción que el vino, y, como no, una hojita de laurel 😉 No te preocupes si no tienes reservas de caldo de pollo, ¡desde Aldelís te lo ponemos muy fácil! Utiliza nuestro caldo de pollo Aldelís, elaborado como antaño y en que no hemos añadido ningún colorante ni conservador.

Todo junto es una combinación muy sabrosa que se puede acompañar de puré de patatas, de arroz o de ensalada para hacer una comida de lo más completa.

Longaniza vino blanco

INGREDIENTES:

  • 600g de longanizas de pollo/pavo.
  • 100ml de vino blanco.
  • 100ml de caldo de pollo.
  • 1 cucharada harina.
  • 1 cebolla.
  • 1 hoja de laurel.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal.
comensales

  • RACIONES
  • 4 comensales

tiempo

  • DURACIÓN
  • 30 minutos

dificultad

  • DIFICULTAD
  • Fácil

PREPARACIÓN:

  1. Pon una cucharada sopera de aceite de oliva en una sartén a fuego medio.
  2. Cuando el aceite esté caliente, agrega las longanizas.
  3. Cocínalas por ambos lados hasta que queden perfectamente hechas y doradas y resérvalas.
  4. Pela la cebolla, córtala en tiras finas y póchala con 2 cucharadas de aceite de oliva.
  5. Añade una cucharadita de harina y tuéstala.
  6. Añade el vino blanco y deja que el alcohol se evapore.
  7. Echa el caldo junto con la hoja de laurel y las longanizas, salpimienta al gusto y deja pochar unos 15 minutos.
  8. Y eso es todo, puedes incluso acompañarlas con un poco de arroz y listas para emplatar… ¡deliciosas!

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario