facebook
instagram
twitter
youtube
linkedin
Marinados de pollo Aldelís

5 marinados de pollo para sacarle todo el jugo

Una misma carne puede variar su sabor y textura con una simple técnica culinaria: los marinados. Aunque nacieron en el Renacimiento como un método de conservación de los alimentos, con el paso de los siglos los marinados suponen toda una revolución de sabores en el pollo y otras carnes.

De la tradición a la alta cocina, el marinado es una técnica que consiste en mezclar diferentes líquidos y de elementos aromatizantes como las especias, que contribuyen a la conservación de la carne. La gran variedad de marinados que existe actualmente puede adaptarse a todos los gustos, desde el pollo hasta el pescado y darles un toque mucho más jugoso y sabroso.

Pasos para marinar el pollo

La receta del marinado es prácticamente idéntica en todas sus variantes, eso sí, el toque especial se lo darán los ingredientes utilizados. Estos son los pasos para marinar:

  1. Escoger los ingredientes: vinagre, zumo de limón, aceite de oliva o algunos siropes están entre los más comunes.
  2. Seleccionar la parte del pollo para marinar: cualquier parte del pollo es buena para esta técnica: pechugas, muslos, alitas o incluso el pollo entero. Para trocearlo sólo hay que seguir los pasos que recoge este post.
  3. Lavar y secar el pollo: utilizar papel absorbente a pequeños toques es una buena técnica para un resultado perfecto.
  4. Bañar el pollo en el marinado: colocar la carne en un recipiente ajustado a su tamaño e impregnarla con el maridado elegido. Lo ideal es un cuenco de cristal, aunque también se puede utilizar un recipiente de plástico o una bolsa para alimentos.
  5. Macerar en el frigorífico: el tiempo de espera lo marca la intensidad deseada. De 2 a 4 horas si se busca un sabor moderado, o toda la noche si se desea potenciar el marinado. El truco está en removerlo cada cierto tiempo si es en trocitos o bien darle la vuelta a mitad del proceso de marinado cuando son piezas más grandes.
  6. Cocinar el pollo: cualquier técnica es válida para cocinar marinados. Plancha, horno y sartén permiten unas recetas deliciosas, aunque ¡cada marinado tiene su truco!

Tipos de marinados para pollo

1. Despierta tus sentidos: pollo marinado al curry

Este es el marinado para los amantes de la cocina india: pollo con curry. Además de estos dos ingredientes, se necesita aceite de oliva. Primero se salpimienta la carne y se añaden dos cucharadas de curry y un chorrito de aceite de oliva. Mezclar bien y tras unas tres horas en la nevera, pasar por la plancha o freír en la sartén. ¡Así de fácil!

Pollo marinado al curry Aldelís

2. Un viaje a oriente: marinado con salsa de soja

Este es uno de los ingredientes esenciales en la cocina oriental, así como una salsa perfecta para el marinado. Se necesitan unas 3 cucharadas de salsa de soja, 2 de zumo de limón y una del polvo ‘5 especias chinas’, una mezcla muy popular en el gigante asiático y que se puede encontrar en cualquier supermercado. Después de marinar, esta técnica es perfecta tanto para plancha como para sartén.

Pollo marinado con soja Aldelís

3. Un toque picante: pollo marinado con mostaza

Este marinado es mejor utilizarlo para cocinar el pollo a la parrilla o en el horno. Para disfrutar de ese toque picante se necesitan 3 cucharadas de mostaza de Dijon, 2 dientes de ajo y 3 cucharadas de zumo de limón.

Pollo marinado con mostaza Aldelís

4. Para los amantes del ácido: marinado de limón

Uno de los ingredientes estrella de este blog, el limón, reaparece como el principal en este marinado. Con el jugo de medio limón y 3 cucharadas de aceite de oliva, media cebolla picada y un par de dientes de ajo y una buena salpimentación se consigue un toque aromático y sabroso para este pollo al horno.

pollo marinado al limón Aldelís

5. El lado más dulce del pollo: marinado de miel

Esta última técnica es recomendable para cocinar el pollo en el horno. Se necesita una cucharada de miel mezclada con 2 de aceite de oliva, un ajo picado, sal y pimienta. Así se consigue sacar al pollo su lado más dulce.

Pollo marinado con miel Aldelís

La práctica es la clave de la perfección, así que ¡a probar todas estas recetas hasta encontrar la favorita! Con estas técnicas más de uno se sorprenderá en la mesa.

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario