albondigas pollo salsa ciruelas

Receta de albóndigas de pollo con salsa de ciruelas

La receta de albóndigas de pollo con salsa de ciruelas es un plato original, sabroso y muy apetecible en invierno, cuando los termómetros marcan temperaturas tan bajas fuera y el cuerpo nos pide consumir alimentos bien calientes. ¡Una apuesta segura para los amantes del agridulce!

Además, este plato es de rápida preparación: cocinar la salsa de ciruelas apenas te costará 15 minutos, a los que hay que sumar los aproximadamente 4 que cuesta freír a la sartén las albóndigas de pollo Aldelís. Están compuestas de carne de pollo picada, amasada con un fino especiado y rebozada con pan, lo que hace que queden muy tiernas y jugosas por dentro y doradas por fuera.

Hemos escogido esta carne para acompañar la salsa de ciruelas ya que es una mezcla muy ligera, ideal incluso para cenas especiales,  pero que no quieren que se hagan muy copiosas. También puedes acompañar esta salsa con otros tipos de carne, como las pechugas de pavo o con solomillos de esta misma carne. La salsa es también ideal para acompañar recetas de Navidad tan populares como los redondos, el roti, el muslo de pato en confit o los solomillos de ternera.

Ahora, pasamos a ver cómo elaborar esta receta salsa de ciruelas pasas y cómo conjugarla con las albóndigas de pollo: ¡ideal para una cena con invitados!

Receta de albóndigas acompañadas con ciruelas pasas

Dificultad: Media
Número de personas: 4
Duración: 20 minutos

Ingredientes

  • 1 bandeja de albóndigas de pollo Aldelís.
  • 2 vasos de ciruelas pasas sin semillas.
  • 1 taza de vino tinto.
  • 1 taza de vinagre balsámico.
  • 2 cebollas pequeñas.
  • 3 cucharadas de azúcar.

Preparación de las albóndigas en salsa de ciruela

  1. Comienza por freír las albóndigas. Para ello, calienta una sartén con aceite de oliva a temperatura media (unos 160ºC) y fríe las albóndigas durante unos cuatro minutos (hasta que la superficie se dore ligeramente).
  2. Retira las albóndigas de la sartén y resérvalas para más tarde.
  3. Para preparar la salsa, comienza por sofreír las dos cebollas pequeñas, previamente picadas en taquitos. Cuando la cebolla adquiera un tono transparente, agrega las ciruelas ya deshuesadas.
  4. Mezcla bien y comienza a agregar poco a poco el vino tinto (también puedes utilizar caldo de pollo si lo prefieres), el vinagre balsámico y el azúcar.
  5. Cocina durante 2 minutos a fuego lento mientras lo remueves.
  6. En ese momento, incorpora las albóndigas fritas y deja cocinar todo junto durante otros dos minutos.

¡Y ya está listo nuestro plato de albóndigas de pollo con salsa de ciruelas! Puedes acompañarlo con una ensalada en el centro en su versión más ligera o con patatas fritas o arroz si quieres realizar una comida más contundente.

Es una receta para aproximadamente 4 comensales; si sois más en la mesa, solo tienes que aumentar las cantidades proporcionalmente. Esperamos que te animes a cocinar esta rica receta con una salsa que te servirá para todas las carnes. ¡Que la disfrutes!

 

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario