facebook
instagram
twitter
youtube
linkedin
comer-trabajo

Comer en el trabajo. 6 recomendaciones para mantener una dieta equilibrada.

Muchos ya estamos volviendo a las oficinas trabajar y en consecuencia, a  comer fuera de casa. A lo largo del día son muchas las horas que pasamos fuera de casa y mantener una dieta equilibrada no siempre es tarea fácil cuando tienes que comer en el trabajo.

A veces, comer fuera de casa puede implicar no seguir una dieta equilibrada ya que a veces las opciones más rápidas, no son las más saludables. Sin embargo, se puede mantener un menú saludable aun comiendo en el trabajo.

Para evitar una desequilibrio en la dieta, te recomendamos incorporar en tu rutina diaria los siguientes sencillos pero efectivos consejos:

Quien busca, encuentra

Si tienes oportunidad de comer cada día en un restaurante, es importante hacer un pequeño trabajo de investigación sobre qué locales de comida hay cerca del lugar de trabajo.

Elige los restaurantes que tengan en su menú una buena base en carnes (calidad de proteínas) y pescados. También si son vegetarianos o japoneses puede ser una buena opción ya que suelen tener opciones bajas en grasa. Fíjate si en los entrantes incluyen ensaladas o verduras, para asegurarte de consumir fibra y vitaminas.

Desde hace unos años es fácil acceder a la carta o el menú del restaurante desde su página web o redes sociales, una manera muy sencilla y rápida que facilitará la búsqueda de esta información. A golpe de clic se puede encontrar aquel restaurante que mejor se adapte a las necesidades y gustos de cada uno. De esta manera comer fuera de casa no será un problema para tu dieta.

Centrarse en el plato principal

Dentro del menú del restaurante, los entrantes suelen ser suculentos. Comer fuera de casa a veces implica comer más cantidad de lo que comeríamos en casa. Por eso es importante ajustar bien las cantidades.

Si comemos mucha cantidad de entrantes, uno se llena y rápidamente, incluso antes de que lleguen los platos principales. Es importante dejar hueco para estos platos ya que son los que suelen llevar el aporte proteico que necesita el cuerpo.

También esto se puede extrapolar al postre. Una buena opción es compartir tanto los entrantes como el postre. Si se hace así, se conseguirá vencer la gula y probar un poco de cada, evitando ingerir una gran cantidad de calorías y grasas saturadas.plato-principal

Atención la bebida

Mucha gente no sabe la gran cantidad de calorías que se pueden llegar a ingerir con los refrescos o bebidas alcohólicas. Está claro que la opción más saludable es beber agua, pero si no te quieres privar tanto puedes optar por bebidas como la cerveza sin alcohol.

Preparar un aperitivo

La jornada laboral se puede hacer larga, e incluso a veces se extiende más de lo establecido en el horario. El tiempo que transcurre entre unas comidas y otras a veces es excesivo.

Por este motivo, es muy bueno llevar una pieza de fruta, un yogurt unos frutos secos o un snack saludable para comer entre horas. De esta manera se consigue estar más saciado y comer con menos ansiedad a la hora de las comidas principales

Además, se evitará comer rápido, uno de los principales factores que hacen que se coma más cantidad y alimentos de peor calidad.snack-saludable

Cocinar en casa y comer en el trabajo

La planificación es la base del éxito, pero si no se tiene tiempo para hacer la comida a diario, una opción es cocinar semanalmente y preparar un menú de lo que se va a llevar cada día al trabajo.

Aprovechar los días que libres para cocina para el resto de la semana puede convertirse en algo divertido y fácil de incorporar a la rutina. Una vez que esté todo listo, congelar la comida es un recurso para que no se estropee con el paso de los días.

Con este sistema tan simple, es muy sencillo evitar ir a un restaurante y las peligrosas tentaciones o preparar comidas poco sanas y rápidas.Cocinar-para-toda-la-semana

Tupper la mejor opción

Si en el trabajo existe la oportunidad de dejar la comida en una nevara hasta la hora de comer, la fiambrera o el tupper es la mejor vía para comer fuera de casa aprovechando las ideas del punto anterior. ¿Conoces el batchcooking? Consiste en cocinar un día y dejarte preparados los tuppers de toda la semana. batch-cooking

Si te animas a llevarte el tupper,  una buena alternativa es combinar nuestras ricas hamburguesas de pollo y zanahoria o espinacas con un poco de pasta que te proporcione la energía necesaria para aguantar la jornada. Si no quieres/puedes calentar, otra opción es llevarte  un rico sandwich con pollo en lata con algo de lechuga, rúcula y/o tomate.

¿Cuáles son tus recomendaciones para comer fuera de casa?

Comparte este post en:

No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios para esta publicación han sido desactivados.