facebook
instagram
twitter
youtube
linkedin
salmorejo

Salmorejo cordobés: 3 ideas para acompañarlo

Tomates, pan, aceite de oliva, sal y ajo. Solo estos cinco ingredientes bastan para elaborar el salmorejo cordobés, una deliciosa y refrescante crema espesa que tiene como base el tomate y el pan, preferiblemente, de telera cordobesa.

Este pan de la tierra se caracteriza por su miga blanca y suave y su tono dorado por fuera. Si no tienes la suerte de estar en Córdoba será más difícil que lo consigas, así que puedes utilizar perfectamente pan de trigo blanco.

Para preparar el salmorejo tienes que triturar los tomates e impregnar las rebanadas de pan con la sopa resultante. Luego lo tienes que batir junto al ajo e incorporar finalmente el aceite de oliva. A ser posible, virgen extra, ya que su calidad junto con la del tomate determinará mucho el éxito de esta sopa fría.

Si ya has probado el salmorejo en Córdoba o lo ha preparado para ti alguien del lugar, probablemente te lo hayan servido con huevo duro cortadito, trozos de jamón y un chorrito de aceite de oliva. ¡Es el acompañamiento clásico y está delicioso!

Pero si eres fan del salmorejo y lo tomas a menudo en épocas en las que es tan apetecible como en verano, te traemos 3 ideas más para maridar este plato.

¿Qué me dices de frutas como el mango y la sandía o de trocitos de pollo? ¡Te contamos cómo prepararlo!

1. Acompañar el salmorejo con mango: ¡Deliciosa textura!

¡Comenzamos por una fruta tropical! Y no una cualquiera: te sugerimos utilizar el mango. Asegúrate de que está bien maduro antes de abrirlo para disfrutar de todo su sabor y de una textura que encaja estupendamente con nuestro plato estrella.

Te recomendamos que lo sirvas en taquitos, verás como una de las formas más habituales de abrir el mango te permite hacerlo así directamente. Puedes servirlo sobre la crema de tomate fría o bien dejarlo como acompañamiento.

2. ¿Y si le añadimos un poco de pollo desmenuzado?

Seguimos con algunas ideas refrescantes más para el acompañamiento. En vez del tradicional jamón, podemos optar por unos trocitos de pollo sobre nuestro salmorejo. Desde Aldelís te proponemos una rica opción lista para incorporar en el plato: el pollo en lata

Solo tendrás que abrir el recipiente, desmenuzar un poco la tierna carne de las pechugas y añadir al plato. Si quieres, puedes acompañarlo de huevo duro y aceite de oliva.  ¡Una forma estupenda de incorporar una fuente de proteínas a tu plato!

3. Para sorprender: salmorejo con brochetas de sandía

¿Sabías que hay recetas de gazpacho o de salmorejo en las que se añade sandía? ¡Una opción más refrescante todavía! Pero en esta ocasión te proponemos la sandía simplemente como acompañamiento al plato, cortada en taquitos o en brochetas, si quieres trabajar un poco más la presentación

Un truco genial es usar la conocida como cuchara “parisienne” que se utiliza para dar forma esférica a vegetales o frutas. ¡Las brochetas de bolitas de sandía quedan súper llamativas acompañando este plato!

¿Y tú? ¿Cómo acompañarás tu salmorejo cordobés este verano? ¡Cuéntanoslo!

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario