ideas desayuno

Desayuno salado, desayuno equilibrado: 5 ideas para comenzar el día con fuerzas

¿Prefieres el desayuno dulce o salado? Si todavía relacionas la palabra desayuno con algo dulce, desde Aldelís te proponemos 5 ideas que completan un menú equilibrado y que esperamos que te hagan introducir nuevos sabores en esta importante comida.

Según los últimos estudios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, 4 de cada 5 españoles se decanta por el desayuno dulce, frente a los que prefieren salado (1 de cada 5).

En esta misma encuesta se destaca la tendencia a la búsqueda de un desayuno equilibrado. Para ello, los encuestados intentan reducir la ingesta de nutrientes como el azúcar, mientras cobran protagonismo los quesos, embutidos, productos en lata, tomate o aceite de oliva.

De hecho, es estupendo introducir productos salados que contengan proteínas como los huevos, el pollo, el pavo, el atún o los fiambres. Harán un desayuno completo junto con una pieza de fruta, un producto lácteo y un poco de cereales, bien en tostada o en cereales sin azúcar.

Así que si eres de dulce o bien de los que siempre introducen una tostada con algo de salado en su primera comida de la mañana… ¡Esperamos aportarte nuevas ideas para que el salado sea tu primer sabor del día!

1.     Tostada de aguacate con pollo natural de lata

La textura del aguacate se funde con la del jugoso pollo natural en lata. Queda ideal con pan de cereales tostado y un chorrito de aceite de oliva virgen sobre el aguacate. Esta fruta es una potente fuente de energía y de nutrientes que, además, combina genial con el salado.

2.     Wrap de pavo, queso fresco y tomate

Con este rollito tenemos una buena mezcla de lácteo, fruta y proteínas. Escoge tu pan blando favorito y rellénalo de queso fresco, tomate y conserva de pavo.  Tendrás una fuente de proteína con un porcentaje muy bajo de grasa.

3.     Tortilla de pechuga de pollo en escabeche

La tortilla queda riquísima con cualquiera de nuestras latas de pechuga de pollo pero, si buscas un toque especial de sabor, te recomendamos el pollo en escabeche. Si una mañana dispones de un poco más de tiempo, la tortilla de uno o dos huevos con algo más de proteínas cárnicas completa un desayuno de 10.

4.     Hummus con palitos de pepino y zanahoria

Otra forma de obtener las proteínas son los garbanzos. Así que si algún día te apetece hacer un desayuno vegetariano te proponemos que tomes una pequeña porción de hummus con palitos de pepino y zanahoria. También está muy rico en tostada o sobre una tortita de arroz.

5.     Mini vegetal

Y cuando tengas un día especialmente duro, te recomendamos un desayuno digno de restaurante. Añade a tu pan favorito un poco de lechuga, tomate, un huevo cocido y zanahoria picada. Podemos poner un poco de jamón cocido, atún, pechuga de pollo en lata o pulled chicken mayonesa, para una versión más sabrosa todavía.

Recuerda que en el desayuno debes incluir entre el 20% y el 25% de la energía diaria. Así que no es nada desmesurado consumir una buena tostada con una pieza de fruta y una bebida.

Por suerte, cada vez estamos más concienciados con la importancia del desayuno y, según el estudio citado al principio del post, el 94,4% de los españoles desayuna algo en casa, con tendencia a la búsqueda de una alimentación equilibrada.

¿Y tú? ¿Te animas a introducir el salado para completar tus desayunos?

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario