alimentacion verano dieta

La alimentación en verano: 6 Consejos para una dieta equilibrada

Nuestra alimentación varía mucho en función de las estaciones. Las recetas de invierno son muy diferentes a las de verano, cuando no necesitamos tanto aporte calórico, pero sí que debemos prestar más atención a nuestra hidratación.

En este post hemos recopilado una serie de consejos para mantener una dieta equilibrada y segura, con alimentos aptos para resistir cuando el mercurio marca las máximas temperaturas.

Verano es una época estupenda para disfrutar de la alimentación saludable y dar prioridad a la comida más refrescante. ¡Veamos cómo hacerlo!

Hidratación adecuada

En verano nuestro organismo requiere que aumentemos ligeramente nuestro consumo de agua y la ingesta de algunos de los alimentos que la contienen en mayor medida, como las frutas y hortalizas, que podemos tomar en forma de zumos, batidos, gazpachos o sopas frías como la vichyssoise.

Hay que prestar especial atención a la población que es más vulnerable a la deshidratación: los ancianos y los niños. Hay que ofrecerles agua con frecuencia y combinarla con otras formas de hidratación más atractivas para ellos como las infusiones frías, las compotas de fruta, los sorbetes, los helados o los yogures.

5 comidas al día

Evita las comidas copiosas: recuerda que es preferible comer en bloques en lugar de hacer tres comidas fuertes al día. Opta por el desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Aprovecha para aumentar tu consumo de frutas y verduras (por su aporte de agua, vitaminas y minerales) y tómalas preferiblemente en crudo, para aprovechar al máximo sus nutrientes.

No olvides los hidratos de carbono y las proteínas, que puedes obtener de platos ligeros como el pescado y la carne de pollo o de pavo.

Atención a la cadena de frío

Especialmente en verano hay que prestar atención a la cadena del frío, descongelando siempre los alimentos dentro de la nevera. Y recordar que una vez que los hemos descongelado no podemos volver a congelarlos.

Comida para las excursiones

Otro punto crítico para la conservación de los alimentos son las salidas a la piscina y las excursiones a la playa o a al campo. Debemos instalar correctamente en la neverita los alimentos (arriba los de uso más frecuentes como los líquidos) y tratar de preparar las comidas con la menor antelación posible.

Es desaconsejable consumir alimentos como huevos, salsas y cremas en este tipo de excursiones.

La estación de las ensaladas

Pero si hay una forma de alimentación aliada del calor y del verano, esa es la ensalada: de frutas, de legumbre, de lechuga, de tomate… Un plato completo, ligero y saciante que podemos preparar con base de pasta, arroz e incluso legumbres.

En este post sobre recetas de verano te proponemos, por ejemplo, una original ensalada de burrito y la clásica ensalada César elaborada con nuestro pollo en lata.

Barbacoas más saludables

Sin duda, las barbacoas son un gran evento social que no nos queremos perder. Sin embargo, es posible que durante verano estas apetecibles citas se nos acumulen, perturbando nuestros planes de dieta equilibrada. ¿Existen alternativas?

Propuestas como las brochetas de pollo marinadas con pimientos o las brochetas de pavo pueden ser una rica alternativa a otras carnes más grasas. Y si eres fan de las brochetas, te dejamos 6 ideas más de pinchos para una barbacoa veraniega.

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario