desayuno niños

La vuelta al cole: ¡Desayunar con fuerza!

El desayuno es una de las comidas más importantes del día. Si es así para nosotros, los adultos, lo es más aún para los niños, que necesitan toda esa energía para afrontar una mañana en el colegio.

Los nutricionistas huyen cada vez más del desayuno tradicional de bollos, galletas o magdalenas con leche chocolateada para proponer unos desayunos saludables que se suelen componer de variaciones de fruta, lácteos, hidratos de carbono y proteínas.

Por supuesto, ¡nada de prisa! Te proponemos unos cuantos desayunos para tomar con calma: los niños deben asociar ese momento con el disfrute de la comida. ¿El tiempo ideal? Hasta 30 minutos, aunque con las prisas de la preparación para el colegio se puede reducir hasta 15 minutos y aprovechar los fines de semana para tomarlo con la calma que se merece.

Una buena idea es preparar algunos de los productos que vamos a tomar por la noche o bien disponer todos los ingredientes que vayamos a utilizar. Así, el tiempo de preparación será mínimo y podremos dedicarnos a desayunar con los pequeños de la casa.

¿Qué debe tener un buen desayuno para afrontar bien el día del escolar?

Vamos a ver algunas propuestas de desayunos saludables para niños, que se basan en unos básicos:

  1. Lácteos: en niños de 3 a 12 se recomienda un lácteo que puede ser, por ejemplo, un yogur, un batido de yogur o el tradicional vaso de leche (se puede añadir cacao en polvo).
  2. Fruta: los nutricionistas coinciden en que la mejor forma de tomar la fruta es entera. Si se opta por los zumos, muchas veces más apetecibles y que abren el apetito de los pequeños, es aconsejable conservar la pulpa.
  3. Hidratos de carbono y proteínas: los hidratos de carbono se pueden obtener mediante los cereales integrales o bien con una tostada de pan integral. La podemos combinar con tomate y aceite de oliva, huevos revueltos o con una rodaja de fiambre bajo en grasa de pollo o pavo o de jamón.

Es recomendable evitar los azúcares añadidos e introducir también opciones ricas en Omega 3, como los frutos secos y el aceite de oliva.

El desayuno no siempre tiene que estar relacionado con el dulce, de hecho, los alimentos ricos en proteínas suelen dar el toque salado. El dulce lo podemos conseguir con la fruta y con las galletas caseras, que podemos elaborar de forma fácil con trocitos de plátano, avena y cacao.

Algunas ideas de desayuno para niños

¿Cómo trasladamos esto al menú? Vamos con algunos combos completos y sencillos. Recuerda que las cantidades deberán variar en función del peso y la edad del niño, aunque los ingredientes se pueden mantener:

  • Yogur natural con fruta cortada o con copos de avena y fruta.
  • Leche de vaca con fruta: podemos combinarla con manzana y una tostada o con un plátano entero, por ejemplo.
  • Pequeños bocadillos: con pavo, pollo, queso, hummus…
  • Tostada de mermelada casera con fruta de temporada.
  • Huevos revueltos o tortilla francesa
  • Tortitas de harina integral
  • Cereales integrales sin azúcar añadido
  • Tostada integral con tomate triturado, aceite de oliva y jamón york o pavo.

Trata de combinar estas opciones con muchas otras tratando de aportar las vitaminas de la fruta, la energía de los hidratos de carbono y las proteínas de los lácteos y de los fiambres ligeros de carne.

¡Todo lo necesario para afrontar con fuerzas la vuelta al cole!

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario