La actividad física según tu edad

Caminar a paso ligero, nadar, correr, bailar, ir en bici… Existen múltiples modalidades de practicar actividad física. Su intensidad y duración varían en función de cada persona y dependen en gran medida de la edad.

Tal y como aconseja la OMS en sus Recomendaciones Mundiales sobre la Actividad Física para la Salud, los niños desde 5 años a jóvenes de 17 deberían invertir, como mínimo, una hora al día en realizar actividad física. Además de ayudarles a descansar y a socializarse, practicar deporte les permite prevenir el sobrepeso y evitar el sedentarismo.

A los adultos de 18 a 64 años se les aconseja que dediquen, como mínimo a la semana, 150 minutos a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, lo que equivale a 20 minutos de caminata al día. Está demostrado, según la OMS, que los adultos más activos presentan menores tasas de mortalidad por todas las causas (cardiopatías, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, cáncer de colon…), así como un mejor funcionamiento de sus sistemas cardiorrespiratorio y muscular, y además, mantienen más fácilmente el peso.

La práctica de alguna actividad física al menos tres días a la semana en mayores de 65 reporta muchos beneficios, entre ellos, la disminución del riesgo de sufrir deterioro cognitivo, la mejora del apetito y un mayor bienestar mental.

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario