errores comida

5 Errores a evitar en las comidas

Para cuidarnos, tanto por dentro como por fuera, hay que seguir una serie de pautas que nos ayuden a estar lo más sanos posibles.

Es muy recomendable hacer 2 ó 3 veces ejercicio durante la semana, además de andar y movernos más. Esto, junto con una dieta equilibrada es la base para mejorar y conseguir una buena salud.

Los alimentos que consumimos son muy importantes para nuestro desarrollo y crecimiento, por eso vamos a explicar 5 errores que no se tienen que cometer a la hora de comer:

Comer a toda velocidad

Vivimos en un mundo en el que tenemos que hacer muchas cosas a la vez, tenemos cada vez menos tiempo para nuestro cuidado personal.

Uno de los errores que se comenten por culpa de las prisas y el estrés es comer muy deprisa.

Este tipo de acciones pueden convertirse en un gran peligro para nuestra salud, especialmente para el aparato digestivo, concretamente para el estómago. Este órgano se verá afectado si siempre estamos comiendo deprisa. ¿Cómo?: No asimilando bien los alimentos que ingerimos.

Otra de las consecuencias negativas de comer a toda velocidad es que se genera mucho aire, lo que se traduce en dolores en la zona abdominal y produce gases.

No desayunar

Este es otro gran error porque al no ingerir alimentos por la mañana, nuestro organismo no tendrá la suficiente energía para funcionar como es debido.

Desde que cenamos hasta que se desayuna, generalmente, pasan 12 horas entre una comida y otra, si además no comemos nada hasta la comida, nuestro cuerpo le costará más funcionar, lo que se traduce en un menor rendimiento en el trabajo o en los estudios.

errores comida

Comer mucho durante el día (y no cenar)

Es otro de los fallos que se cometen con más frecuencia.

A veces, se cometen muchos excesos durante el día, se ingieren una gran cantidad de calorías, y para contrarrestar se deja de cenar.

Cuando esto sucede el efecto es el contrario, nuestro cuerpo al no tener nutrientes durante tantas horas lo que hace es aumentar la capacidad de retención de grasas.

La solución a este tipo de problemas es cenar algo ligero tras un día de comidas copiosas.

Una combinación ideal, nutritiva y rica sería una ensalada con pechuga de pollo en aceite.

¡Además de saludable para nuestro organismo está buenísima!

No beber suficiente agua

El agua es vital para nuestra existencia.

Existe una falsa creencia que el agua durante las comidas engorda, y no es así, el agua no engorda. Hay que tomar agua en cualquier momento del día, nos ayudará a mantenernos hidratados.

No comer fruta

Existe el mito de que comer fruta como postre no es recomendable para perder peso, o no ganarlo. Algunos lo atribuyen a fermentaciones que se producen en el estómago, y otros, a la fructosa.

Pero estas creencias son totalmente falsas.

Por un lado, los alimentos en general tienen un valor energético que no aumenta ni disminuye durante su digestión; y por otro la fructosa es el azúcar natural de las frutas. Las calorías que aporta la fructosa son rápidamente consumidas, por lo que no les damos tiempo a que se metabolicen en grasa.

¿Sabes de algún error típico más?

Déjalo en un comentario

Comparte este post en:

No hay comentarios

Publica un comentario